Search
English | Español | Deutsch | Русский
 
 Nosotros
Panorámica
Personal
 
Contenido
Transmisiones
Artículos
Documentos
Libros
 
Enlaces
Prensa
Organizaciones
 

 

 
 

Informe 19 al pueblo de Cuba

22 de octubre de 1995


Estamos pidiendo a los abogados en Cuba, a los funcionarios del poder judicial, a los profesores y estudiantes de derecho de las distintas universidades, que recopilen información y estudios sobre las inversiones extranjeras en Cuba y, de ser posible, nos hagan llegar sus ideas sobre futuras reclamaciones contra esos inversionistas, ante los tribunales cubanos, por el daño que ocasionan al pueblo de Cuba al facilitar, con sus inversiones, que Fidel Castro pueda prolongar aún más su permanencia en el poder, aumentando la ruina y endeudamiento de la nación, destruyendo la credibilidad financiera del Estado, disminuyendo la productividad de todas las industrias, forzando a que la población pierda en las colas millones de horas todas las semanas, corrompiendo a la juventud al estimular la prostitución que permite al estado recaudar dólares, y otorgando concesiones vergonzosas a los que hoy invierten en Cuba. Hay muchos hombres y mujeres de talento que pueden prestar ayuda, con esos estudios y trabajos sobre la inversión, a la causa de la liberación y reconstrucción de Cuba. Los exhortamos a que, ayudándonos, ayuden al pueblo, que tanto necesita recobrar, a la caída de Castro, todo lo perdido por la incapacidad e irresponsabilidad de un hombre enloquecido por el poder.

Como informábamos en nuestras dos últimas transmisiones, hemos recibido gran respaldo a nuestra iniciativa de declarar crimen económikco la inversión bajo el gobierno de Fidel Castro.

Ya hay en la emigración y el exilio quienes estudian estas cuestiones, pero queremos la colaboración de los que directamente están sufriendo ese estado de cosas. En nuestra próxima transmisión informaremos sobre las organizaciones que ya oficialmente han declarado su respaldo a nuestra iniciativa sobre el crimen económico y su intención de acudir a los tribunales cubanos, en el futuro, para demandar en daños y perjuicios a los que hoy, con inversiones prolongan la permanencia de Fidel Castro en el poder.

Hemos dicho y repetido, en incontables ocasiones, que los intereses de Fidel Castro y los del pueblo de Cuba no sólo son contradictorios, sino también irreconciliables. Los que pierden tiempo y rumbo al señalar la inutilidad de las medidas dictadas por el gobierno castrista para recuperar la economía del país, olvidan el factor clave de que las medidas que ordena Fidel Castro están oreintadas a mantenerlo en el poder, no a mejorar la economía cubana que, por supuesto, seguirá deteriorándose mientras él siga al mando. Ya en los últimos días se ha denunciado públicamente como los agentes de Castro aquí en los Estados Unidos, gastan dólares sirviendo sus intereses y tratando de lograr una política norteamericana que lo favorezca, es decir, que lo ayude a permanecer en el poder. Inclusive, miembros de la Oficina de Intereses en Cuba visitan el Senado tratando de obstaculizar la aprobación de la Ley Helms-Burton. O sea, que mentras que en Cuba escasea o no existe lo más necesario, y a veces hasta lo imprescindible, Fidel Castro paga generosamente a sus agentes en dólares, para que traten de confundir ánimos o inducir a la neutralidad a los que amenazan su poderío personal con la aprobación de la Ley Helms-Burton. Y con respecto a esto decimos, una vez más, que esa ley ayudará al pueblo de Cuba en su lucha para librarse de Castro, pero que el esfuerzo definitivo, y decisivo, vendrá del pueblo de Cuba, dentro y fuera del país.

Pedimos a los cubanos, cuando se sientan humillados al pasar frente a hoteles donde no tienen acceso, cuando vean que hay tiendas para turistas donde existe en abundancia todo lo que se niega al pueblo, cuando vean a miles de nuestras bellas muchachas lanzadas a la prostitución por un gobierno corrupto, incapaz y criminal, cuando vean a tantos miles de extranjeros pisoteando la dignidad de nuestras mujeres, y sepan como las injurian con sus comentarios cuando salen de Cuba, y todo eso gracias a la complicidad con Fidel Castro de los que, cegados por la codicia, invierten bajo su gobieno, pedimos a los cubanos, ante todo eso, que recuerden que estamos trabajando para que a esos extranjeros un día, ante los tribunales, les cueste muy caro lo que hoy le hacen al pueblo de Cuba.

Desde Washington, les habló Emilio Adolfo Rivero     

 

 
   

.
New Cuba Coalition
P. O. Box 14077
Washington, D. C. 20044-4077
Dr. Emilio-Adolfo Rivero — President
Ernesto Díaz-Rodríguez — Vice President
e-mail:
Cuba@newcubacoalition.org